Cuando los libros hablan y las palabras sobran

  “Ver a alguien leyendo un libro que te gusta, es ver a un libro recomendándote a una persona” Una foto de Susana Ramírez, que acostumbra a regalarnos fantásticas reflexiones aquí, en Phusions, acompañada de esta cita que leí por primera vez hace ya unos meses en Twitter, gracias a Trinidad Romero, me despertó un recuerdo…

Read More

Lo que decidimos que nos suceda

  Vives en una gran ciudad. Vives ajetreado. Vives sin tiempo para ver como crece todo aquello que te hace feliz. Vives oliendo el mismo humo cada día. Vives en silencio para no tener que escuchar ese ruido que te rodea. Vives avanzando sin poder disfrutar de cada paso. Vives porque tienes que vivir, vives…

Read More

Cuando la noche es dulce y los sueños, sueños son

En ocasiones la realidad parece un sueño. Y los sueños son más reales de lo que queremos reconocer. Sea como sea, hoy fusiono los dos mundos en este pequeño obsequio que comparto con todos los que, como tú, seguís Phusions… porque todavía nos quedan muchas historias por escribir.

Read More

El tiempo y sus cosas del saber

Hoy hace un año decidí poner en marcha la idea que acabó originando Phusions. Los que me conocen bien saben lo duros que habían llegado a ser los meses anteriores, y quien dice meses puede añadir, sin problema alguno, unas cuantas semanas más a la ecuación. Porque aun recuerdo (no lo puedo negar) con algo…

Read More

“Nuevo documento en blanco”

Esta fusión está dedicada a todas esas personas que temen la hoja en blanco. A todas las oportunidades perdidas de crear algo singular, diferente, mejor, único, a todas las palabras que se dejan de escribir por el miedo a enfrentarse cara a cara con el vacío creativo, a las canciones que nunca llegarán a sonar,…

Read More

Iban dos zombies buscando su cerebro…

“… andaban perdidos, errantes, tropezaban con las raíces que sobresalían de aquella tierra fertil que pisaban nerviosamente. El primero, el alto, parecía salido de una vieja película de serie B, con la mandíbula desencajada, los labios ensangrentados y su mirada perdida. La otra, más pequeña de estatura pero infinitamente más inquieta, apenas podía sostenerse de…

Read More