¿Quién es Adriana?

La historia de Adriana tiene un principio. Es éste:
“La mirada de Adriana cruzó en pocos segundos todo el vacío de la habitación. La mañana anterior se quiso prometer que no iba a cometer ningún error, pero dejó que el olvido se apoderase de sus palabras. Roma seguía tranquila, en silencio, fuera de aquel nimio rincón en medio de la ciudad. Hacía un calor insoportable, decían que era el peor verano de los últimos años y a aquella hora de la mañana pocos se atrevían con las ardientes aceras de la Eterna. Tal vez había confiado demasiado en su instinto. En los últimos tiempos fallaba muy a menudo. Nadie habitaba la 255.”
Era el verano del 2004, un verano complicado, cuando Adriana decidió nacer. Lo hizo prácticamente sin darme tiempo a gestarla, casi sin saber que aquellas pocas palabras -que se dejaban escribir solas en el viejo portátil- estaban creándola emoción a emoción.
Casi siete años después, tras aprender a dejar atrás los errores y a mirar la vida con optimismo, sé que Adriana fue un regalo que me tenía reservado el destino. Un regalo que todavía tiene mucho por compartir. Un regalo del que todavía queda mucho por escribir…
Desde que Adriana adquirió vida más allá de mi imaginación forma parte de lo que soy, y de lo que pueda llegar a ser…  porque, aunque su presente me sigue perteneciendo, aunque su vida se escribe con mis dedos, sé que Adriana me acompañará a pesar del tiempo, sea hoy o mañana, fuera ayer o en aquel verano del 2004.

2 thoughts on “¿Quién es Adriana?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *